¿Hay una estructura típica para las entrevistas?

País
Resultados: 32
País¿Es costumbre saludar con un apretón de manos?
Alemania - trabajo

Sí, la entrevista suele estar muy estruc­turada. Comienza con las presentacio­nes de los representantes de la empresa y de la propia empresa. A continuación le toca el turno al solicitante. A partir de ese momento, un representante de la empresa hará todo tipo de preguntas.

Cuando la entrevista está próxima a su fin, el aspirante tiene ocasión de plantear otras preguntas. Al final, el candidato recibe más información sobre el procedimiento de selección y sobre cuándo le comunicarán la decisión de la empresa. La entrevista suele durar una hora, aunque puede ser más o menos larga.

Tenga en cuenta que algunas preguntas pueden tener «truco». Especialmente las relativas a sus puntos fuertes y débiles o a cualificaciones inadecuadas; respóndalas con cuidado y diplomacia. Intente presen­tar sus puntos débiles como puntos fuertes. Por ejemplo, si sabe que una de sus debili­dades es la impaciencia con sus compañe­ros de trabajo, diga que está acostumbrado a presionar con los plazos a sus compañe­ros o a pedirles resultados frecuentemente.

Si le preguntan si no está excesivamente cualificado para el empleo que solicita, puede responder que es posible que sea así por el momento, pero que está seguro de que después de haberse integrado en la empresa, el empresario sin duda hallará alguna tarea o puesto que sea más ade­cuado a sus cualificaciones.

Austria - trabajo
En una entrevista normal es obligatorio que las preguntas estén relacionadas con las condiciones que se describen en la oferta de empleo, y su objetivo es averiguar si dispone usted de las habilidades y titulaciones apropiadas para el empleo. En aras de la objetividad, se les hacen las mismas preguntas a todos los aspirantes. No obstante, el entrevistador puede recabar más información según el candidato o en función de las respuestas de los aspirantes.
Bélgica - trabajo

El principio de la entrevista suele ser la pre­sentación del entrevistador. A continua­ción se pide al candidato que se presente. El entrevistador pasará de hacer preguntas muy generales a preguntas muy específi­cas. Al final de la entrevista, el candidato podrá formular sus propias preguntas. La entrevista finalizará con cuestiones prácti­cas sobre el periodo de decisión y la facili­tación de información sobre los resultados.

El ambiente suele ser formal y profesional. Asegúrese de actuar con profesionalidad, tanto antes como después de la entrevista. Hable solo de los hechos que puedan inte­resar al empleador. Tome nota de la forma en que se presentan los entrevistadores. Llámeles por su nombre de pila solo si ellos lo hacen con usted. Tenga en cuenta que el ambiente de la entrevista no siem­pre refleja la cultura general de la empresa.
Bulgaria - trabajo

La reunión dura de 1/2 a 1 hora como máximo. Si el empresario insiste en que el candidato haga una prueba práctica des­pués de la entrevista, el proceso puede durar algo más.

Por lo común, la entrevista tiene una estruc­tura básica que comienza -tras los salu­dos- con las preguntas que realiza el empresario o su representante al candi­dato. El entrevistador tratará de mantener una conversación normal con el candidato, de quien se espera que se muestre seguro de sí mismo y tranquilo.

El candidato debe ser educado y cordial, y sonreír; debe mirar al entrevistador a los ojos; escuchar atentamente las pregun­tas, responder a cada una de ellas (hasta 2 minutos); hablar claramente, con con­fianza y tranquilidad; resumir brevemente sus puntos fuertes, y comparar su experien­cia con los requisitos del puesto al que se presenta.

El candidato puede hacer preguntas al final de la entrevista. Estas pueden referirse a la estructura de gestión de la empresa; a un día de trabajo normal de la persona que va a ocupar el puesto; a los plazos para reci­bir información sobre los resultados; a los programas de formación y cualificación del personal que ofrece la empresa.

Chequia - trabajo

La mayoría de las reuniones comienzan con una introducción en la que se habla de los datos personales. A esta fase le siguen unas preguntas que ayudan al responsable de personal a conseguir información más detallada sobre el solicitante, sus expecta­tivas y objetivos profesionales. Son pregun­tas centradas en la educación y experiencia laboral del candidato. La siguiente parte de la entrevista se dedica al puesto en cues­tión. Esta parte ofrece información al soli­citante sobre la empresa, las relaciones internas y el entorno laboral.

Las preguntas más habituales que se plan­tean durante la entrevista son: ¿puede contarnos algo sobre usted?, ¿qué expec­tativas tiene de un trabajo en nuestra empresa?, ¿por qué cree que debemos darle el empleo?, ¿por qué abandonó su último puesto de trabajo?, ¿qué hizo durante el tiempo en el que estuvo desempleado?, ¿cuándo puede empezar a trabajar?, ¿cuáles son sus expectativas salariales?, ¿está dis­puesto a hacer horas extraordinarias?

El final de la entrevista puede tratar cues­tiones no profesionales, o se puede dar tiempo al solicitante para explicar sus motivaciones para conseguir el empleo, demostrar sus habilidades o conocimien­tos. Es importante comportarse con con­fianza, mostrar su interés en el trabajo y la empresa. La cuestión de la retribución es mejor dejarla hasta que la plantee el empleador o este le comunique que quiere contratarle.

Chipre - trabajo
La entrevista de trabajo no tiene una estructura específica. Tal vez le pidan que se presente y hable de sus puntos positivos y negativos, así como de sus cualificaciones y experiencia en relación con la descripción del puesto.

Las preguntas suelen estar relacionadas con las cualificaciones y la experiencia, por ejemplo: ¿por qué cree que es usted idóneo para el puesto?, ¿qué experiencia tiene en este campo?, ¿cuáles son sus expectativas del empleo?). En las profesiones de baja cualificación, el empresario podrá pedir al candidato que demuestre sus habilidades en las instalaciones de la empresa.
Croacia - trabajo

La estructura de las entrevistas varía, pero hay algunas características comunes. El ambiente suele ser formal. Los entrevis­tadores se presentan y le pedirán que se presente a continuación y que exponga su formación, su experiencia laboral previa, sus habilidades y competencias especia­les, sus intereses y por qué opta al puesto en cuestión.

Los entrevistadores suelen hacer pregun­tas sobre su CV, su experiencia de trabajos anteriores y sus expectativas. La entrevista suele durar una 1/2 hora.

Reserve sus preguntas para el final de la entrevista. Procure que estas sean breves y no entre en muchos detalles.

Dinamarca - trabajo

Las empresas prestan especial atención a la capacidad del solicitante de satisfacer los requisitos exigidos.

Existe una estructura específica para la reunión. En primer lugar, el aspirante puede charlar de cuestiones intrascendentes como el tiempo, el modo en que ha llegado hasta el lugar de la entrevista, etc. A continuación, la empresa hace una breve introducción y el aspirante puede presentarse. Al final de la reunión, el candidato puede preguntar cues­tiones sobre el puesto de trabajo, salario, condiciones laborales, contrato, vacaciones, prestaciones extraordinarias, etc.

Por último, la reunión finaliza con informa­ción sobre los siguientes pasos. En general, el ambiente es cordial y directo, y la acti­tud del aspirante debe ser similar. Recuerde asimismo mirar a los ojos de sus interlocu­tores al hablar.

En la entrevista se abordarán sobre todo cuestiones profesionales. Las preguntas más comunes incluyen cuáles son sus pun­tos fuertes y débiles, y dónde espera haber llegado en un plazo de 3 a 5 años. No hay preguntas con truco. También se pueden tra­tar otros asuntos no profesionales -masco­tas/niños/deportes y otros intereses- como cuestiones complementarias o como con­versación intrascendente al final de la entrevista.

Eslovaquia - trabajo
En la mayoría de los casos, los empresarios comienzan haciendo una presentación de su empresa y de lo que esperan del nuevo trabajador. Le pedirán al solicitante que exponga los motivos por los que desea el trabajo y que describa sus conocimientos y habilidades. El empresario puede pedir también a los solicitantes que realicen una prueba o completen ciertos formularios. Al final de la entrevista, el empresario podrá ofrecer a los candidatos la posibilidad de hacer preguntas.

El ambiente suele ser formal. No olvide este aspecto y cuide las palabras que escoge al hablar. La mayor parte de la entrevista se dedica a cuestiones profesionales. Al empresario no suelen interesarle los aspectos personales.
Eslovenia - trabajo

Después de los saludos suele realizarse una presentación de la empresa y del puesto. A continuación, la empresa puede entrevis­tar al candidato para aclarar la información que figura en los documentos de solicitud. Esta es la fase en la que el candidato mues­tra los documentos originales que se remi­tieron como copia al realizar la solicitud. Al final de esta parte, el aspirante puede hacer preguntas, si tiene alguna. Para fina­lizar la entrevista, el entrevistador suele informar al candidato sobre cómo continúa el proceso de contratación. El ambiente es empresarial.

España - trabajo

No, puede ser estructurada o no, formal o informal, realizada por un panel o en grupo.

El entrevistador le preguntará por su CV, centrándose tanto en los aspectos de for­mación y académicos como en la experien­cia laboral. Tal vez le pregunte también por sus actitudes y personalidad. Querrán saber cómo es usted, cómo reacciona ante deter­minadas situaciones y cómo encaja en un equipo de personas.

Además de un representante del departa­mento de Recursos Humanos, puede estar presente también un profesional técnico para plantear preguntas relacionadas con las tareas del puesto. El representante de Recursos Humanos se centrará en habilida­des personales y generales, así como en las condiciones de trabajo.

El candidato puede hacer preguntas antes de que concluya la entrevista y solicitar información sobre el plazo en el que se tomará una decisión y si se comunicarán los resultados. Aproveche la despedida para mostrar que se siente optimista y espera buenas noticias del proceso de selección.

Sea consciente de que su comunicación no verbal facilita información sobre usted a lo largo de toda la entrevista, y confirma o desmiente sus palabras. Responda con sinceridad a las preguntas relativas a errores o a las críticas. Todos nos equivocamos. Lo que importa es cómo se aprende de las situaciones. Cuente siempre la historia desde un punto de vista positivo y extraiga conclusiones positivas.

Si le plantean preguntas incómodas o pro­vocadoras, procure mantener la calma. Las preguntas difíciles suelen utilizarse en los procesos de selección de ejecutivos de alto nivel, personal de ventas o personal de atención al cliente.

Ensaye su técnica de entrevista en http://www.todofp.es o bien con un formador en esta materia (simulador) en http://www.educastur.es.

Estonia - trabajo
Al principio de la reunión es de esperar una breve preparación (preguntas generales) y, a continuación, preguntas específicas sobre su personalidad y motivación.

Posteriormente, ofrezca una breve presentación sobre usted. Le podrán preguntar sobre sus puntos fuertes y débiles, por qué está interesado específicamente en ese puesto, con preguntas sobre educación, formación y experiencia laboral previa, aficiones, condiciones laborales y salario. Se espera que sea franco y agradable, pero no demasiado familiar.

Espere preguntas sobre tareas, condiciones laborales, futuros compañeros de trabajo, primas, salario e información general sobre su anterior empleo, sus funciones y el motivo por el que dejó dicho trabajo.

Al final de la entrevista los aspirantes suelen pedir información adicional sobre el puesto y sobre la empresa.
Finlandia - trabajo

Lo habitual es entrevistar de 3 a 10 candi­datos. La decisión puede adoptarse después de realizada una entrevista, o bien realizar varias entrevistas o pruebas de aptitud.

A continuación, el empresario hace una pre­sentación del puesto y de la empresa. El candidato debe presentarse con claridad y mirando a los ojos a los interlocutores. Antes de las preguntas suele esperarse que diga algo sobre usted mismo -por qué ha solicitado este empleo y por qué cree que le deben elegir-. Al final de la reunión tendrá la posibilidad de formular las preguntas que no hayan quedado respondidas.

Las entrevistas suelen transcurrir en un ambiente relajado. No obstante, no se sor­prenda de los posibles silencios, ya que los entrevistadores pueden estar tomando notas.

Durante la entrevista, permanezca tran­quilo y hable con claridad. Exponga qué es lo que ha conseguido, pero intente no pare­cer excesivamente confiado. Es importante que demuestre interés por el puesto mos­trándose activo, escuchando con atención y pidiendo aclaraciones si no comprende lo que quiere decir su interlocutor. No obs­tante, no interrumpa al entrevistador. Sobre todo, sea honesto y no critique a ningún antiguo empleador.

Si se le pide que realice una prueba psicotécnica o de aptitud, puede considerar que es un buen signo, ya que quiere decir que se encuentra entre los mejores candidatos. En realidad, no hay una manera de prepa­rarse para estas pruebas; lo mejor es dor­mir bien la noche anterior y ser honesto con usted mismo. No pretenda ser quien no es.

Para la empresa es importante saber sus antecedentes y capacidades profesiona­les, aunque también querrán conocer su personalidad, sus puntos fuertes y débiles y cómo le describiría su antiguo jefe. Pro­bablemente tenga que explicar cómo reac­ciona ante situaciones de estrés o plazos ajustados o cómo se enfrenta a situacio­nes difíciles.

Francia - trabajo
En general, el empleador hará una breve presentación de la empresa. A continuación, él espera que el candidato muestre por qué debe contratarle a él y no a otros aspirantes. Es aconsejable que resalte sus competencias y demuestre que se corresponden con lo que el empresario busca para satisfacer las necesidades de la empresa.
Grecia - trabajo

Durante la entrevista, el responsable de la contratación desea saber cuáles son las habilidades del solicitante y las condicio­nes de la posible contratación. El director del departamento o el director de Recur­sos Humanos se hacen cargo de la reunión. Puede haber de dos a cuatro reuniones y pruebas antes de la contratación.

En general, el ambiente durante las entre­vistas o pruebas es relajado, amistoso y exploratorio. La proporción entre cuestio­nes no profesionales y profesionales que se tratan durante la entrevista es de 30:70 %, respectivamente.

El solicitante ha de ser activo en la entre­vista y escuchar con atención las preguntas del entrevistador. Ha de mostrar profesionalidad y dignidad. Si el solicitante tiene que desplazarse a otro lugar para ocupar el puesto, el empleador espera que aquel se ocupe de las cuestiones lingüísticas, de alo­jamiento y familiares.
Hungría - trabajo

Suele durar 1/2 hora, aunque algunas empresas hacen varias entrevistas o prue­bas (por ejemplo, una de tipo profesional, otra de tipo personal, etc.). La estructura de la entrevista varía, pero el ambiente es casi siempre formal (aunque sea cordial). Debe mostrarse ligeramente reservado, salvo que el empresario adopte una actitud más relajada. El contenido de la entrevista suele estar orientado al empleo, pero hay una tendencia cada vez mayor a tratar cuestio­nes como personalidad, habilidades y acti­tud, inteligencia y comportamiento general. Debe intentar venderse a usted mismo, explicar su motivación y por qué le deben elegir, sin ser, por supuesto, demasiado insistente. Durante la entrevista se hace referencia a menudo al CV, y suele pregun­tarse casi siempre a los candidatos por qué dejaron su anterior trabajo y que digan cuá­les son sus puntos fuertes y débiles.

Puede hacer cualquier tipo de pregunta sobre el trabajo, pero no debe comenzar la entrevista preguntando por el salario, ya que es una cuestión que normalmente plan­tea el empleador. No obstante, debe estar preparado para hablar sobre sus expectati­vas salariales, y ofrecer siempre una escala salarial, no una cifra exacta. Hoy en día, el aspirante es el que ha de fijar el precio de su trabajo como empleado de oficina.
Irlanda - trabajo
Por regla general la entrevista se llevará a cabo en una oficina privada. Uno de los entrevistadores asumirá la función de presidente. Se presentará a sí mismo y al panel de entrevistadores y explicará en qué consiste el proceso de entrevista. Normalmente se puede esperar un ambiente muy formal, y el solicitante debe tratar dicho proceso con formalidad y respeto a su vez. La mayor parte de la entrevista se concentrará en cuestiones profesionales, con quizás un 10 % del tiempo dedicado a asuntos no profesionales. El candidato debe poder explicar sus razones y su motivación para solicitar el puesto. Ha de responder con claridad y concisión, y no debe usar expresiones coloquiales ni acrónimos. Se le dará la posibilidad de hacer preguntas, pero si hay una segunda entrevista, debe esperar a esta para preguntar cualquier cuestión relevante.
Islandia - trabajo

Las pruebas pueden durar entre 30 minu­tos y una hora. No hay una estructura espe­cífica. Lo mejor será presentarse lo más sinceramente posible y no exagerar ni infravalorar sus capacidades. Sea educado e intente estar tranquilo.

El objetivo de los empresarios es saber quién es usted durante la entrevista. No se sorprenda si le preguntan sobre su vida privada. Los temas no profesionales sue­len constituir una pequeña parte de la entrevista y normalmente se usan para hacer que el ambiente sea más relajado. El empleador debería conocer ya algunos aspectos básicos de su experiencia labo­ral por el CV que envió. Use esta oportu­nidad para profundizar en sus capacidades y en por qué es el candidato idóneo para el empleo. Intente también convencerle de que aportará algo que incrementará la cali­dad de la empresa y que está dispuesto a trabajar intensamente para conseguirlo.

Se valoran todas las preguntas que pueda hacer sobre la naturaleza del empleo, pero es mejor esperar a saber si ha conseguido el empleo antes de preguntar por el sala­rio, salvo que el empresario aborde el tema primero.

Al final de la entrevista, el empresario suele decirle si debe esperar noticias suyas. Si no le comenta nada, lo más probable es que no estén interesados. Si el empresario no se ha puesto en contacto con usted en el periodo que le ha indicado, lo mejor será simple­mente ponerse en contacto con él y pedir información.

Aunque siempre será mejor hacer una pre­sentación propia en persona, si no puede asistir a la entrevista, pregunte al emplea­dor si se podría realizar la entrevista a través de una conferencia telefónica. La videoconferencia está ganando terreno también en Islandia.
Italia - trabajo

La entrevista suele comenzar con una con­versación sobre la experiencia laboral pre­via del candidato. El ambiente suele ser formal. Depende del entrevistador/emplea­dor hacer que el ambiente sea más relajado.

El empleador presta atención no solo a la forma de hablar y actuar del aspirante, sino también a si su apariencia y forma de ves­tir son acordes con el puesto. El candidato ha de ofrecer una buena explicación de su motivación.

Una vez que el empresario ha explicado los cometidos y el trabajo que se ha de realizar, el aspirante puede hacer preguntas sobre cualquier cuestión que no haya quedado clara. Puede preguntar sobre la natura­leza y duración del contrato, las condiciones salariales y cualquier cosa que desee cono­cer sobre el empleo.

Letonia - trabajo
Las entrevistas en Letonia suelen tener un carácter formal. Los empleadores pueden también realizar las denominadas «entrevistas de prueba», por teléfono o en grupo, para identificar al líder.

Una entrevista no suele durar más de 1/2 hora por candidato. Las preguntas son muy similares para todos los solicitantes si la entrevista es oficial y formal. El candidato ha de haber preparado la entrevista de antemano, y conocer la empresa y el puesto. Los candidatos pueden hacer preguntas acerca del puesto, sus cometidos, etc., sobre las que aún no tienen respuesta.
Liechtenstein - trabajo

La entrevista dura entre 1 y 2 horas. Des­pués se realizan pruebas o evaluaciones que pueden durar algunas horas más.

Existen entrevistas estructuradas (pregun­tas fijas, cómodas para hacer una compa­ración entre candidatos), semiestructuradas y sin estructurar. Las que más se emplean son las entrevistas semiestructuradas. Una estructura posible podría ser: introducción; presentación de la empresa; preguntas al aspirante (empleo, formación, intere­ses, cursos adicionales, habilidades, espí­ritu de equipo, etc.); aficiones y ocupaciones no profesionales; metas personales; nego­ciaciones del contrato; resumen y siguien­tes pasos.

El ambiente será de cooperación, abierto y sincero. La proporción entre cuestio­nes no profesionales y profesionales será equitativa. Es importante que el candidato demuestre su motivación. El empresario querrá saber todo lo posible sobre la moti­vación del candidato, sus conocimientos, habilidades, pero también sobre su personalidad.

El candidato puede hacer preguntas al final de la entrevista. Las preguntas sobre el salario suelen tratarse generalmente durante la segunda entrevista.
Lituania - trabajo

No, pero cabe esperar que le hagan pre­guntas como las siguientes: ¿qué ha hecho antes?, ¿puede contarnos algo sobre usted? (aquí tiene una buena oportunidad de pre­sentarse y ofrecer información importante al posible empleador para que se interese por usted), ¿por qué desea trabajar para nosotros?, ¿por qué abandonó su último puesto de trabajo?, ¿cómo ve sus respon­sabilidades dentro de nuestra empresa?, ¿qué nos puede ofrecer?, ¿cuáles son sus puntos fuertes y débiles, y qué intereses tiene fuera del trabajo?, ¿cuáles son sus ambiciones?

Muestre entusiasmo. Deje claro que desea el empleo. Demuestre su preparación. Incluya en sus respuestas referencias a su búsqueda de información sobre la empresa, pero no de forma demasiado obvia. Haga sus preguntas después.

Esté preparado para responder a la pre­gunta sobre sus expectativas salariales. Entre otras posibles respuestas se pueden citar: «Creo que no debo ganar menos que el anterior empleado» o «Como su empresa tiene fama de prestigiosa, estoy seguro de que me pagarán conforme a las esca­las salariales actuales». Se recomienda a los solicitantes que antes de la negociación salarial realicen un pequeño estudio de las escalas salariales en su campo.

Luxemburgo - trabajo

No; depende del puesto y de la empresa (tamaño y sector de actividad).

Es bastante posible que el responsable de la entrevista le haga alguna pregunta con truco, especialmente sobre los motivos por los que abandonó anteriores empleos o empresas. Asegúrese de que prepara con antelación la respuesta a tales pregun­tas. Siempre puede ensayar las respues­tas con sus amigos o familiares. Ellos le dirán con franqueza si sus respuestas son convincentes.

Como norma general, si le preguntan por alguna mala experiencia pasada, intente siempre sacar lo mejor de ella. Nunca sea negativo sobre un anterior jefe o com­pañero. Contrarreste la mala experiencia dando varios ejemplos de cosas que han salido bien

Si desea que el futuro empleador se lleve una buena impresión de usted, muestre una actitud positiva, mantenga la cabeza levan­tada y mire a los ojos de la persona que realiza la entrevista.

Malta - trabajo

La entrevista suele ser cordial y se intenta que el aspirante se encuentre cómodo. Las entrevistas suelen ser entre el candidato y el entrevistador. Si el puesto no es especia­lizado solo habrá un entrevistador, pero si el trabajo es especializado y exige expe­riencia, lo habitual es realizar una selección previa y después una o dos entrevistas más. En estos casos se espera que el candidato haga una presentación.

Cíñase al tema de conversación o las pre­guntas planteadas y no invente habilidades que no tenga. Muéstrese dispuesto a apren­der. Es importante mirar a los ojos, así como el lenguaje corporal.

Puede realizar preguntas, aunque debe pro­curar reducirlas al mínimo y que sean per­tinentes. Tal vez convenga solicitar una descripción del puesto o preguntar las con­diciones de trabajo. Si hay una segunda entrevista, será mejor no tratar el tema del salario en esta fase.

Cuanto más sepa de la empresa, mejor. Así demuestra que se ha interesado por infor­marse sobre la empresa, su rendimiento anterior y los planes que tiene para el futuro. Tal vez su entusiasmo potencie sus posibili­dades de ser seleccionado. La pregunta más común que se espera que pueda responder un candidato es la actividad esencial de la empresa. Otra pregunta es si esta es subsi­diaria de otra empresa o si exporta sus pro­ductos y, en tal caso, a qué países.

Una pregunta con truco que puede hacerle el empresario es qué salario espera reci­bir. Existen diversas formas de respon­der esta pregunta, en especial si ha hecho usted sus averiguaciones y tiene suficiente experiencia.

Noruega - trabajo

La persona responsable de la reunión le hablará en primer lugar sobre la empresa y el empleo. A continuación, se le dará tiempo para que se presente usted mismo y expli­que por qué opta al puesto. No dude en realizar preguntas profesionales sobre la empresa y el empleo. Al final de la entre­vista puede preguntar por el salario y las condiciones laborales. Por último, el res­ponsable de la contratación debe indicar cuándo se le facilitará información sobre los resultados o una respuesta.

Puede hablar básicamente sobre cuestio­nes profesionales, pero el entrevistador le evaluará más por su forma personal de presentar sus cualificaciones profesionales. Manténgase tranquilo y sea usted mismo. Muestre que usted es un valor añadido para la empresa. No intente impresionar al res­ponsable de la contratación; sea honesto, modesto y realista.

Países Bajos - trabajo

De media, la entrevista dura entre 1 y 1,5 horas.

El entrevistador se presenta a sí mismo y a la empresa, y después invita al candidato a que proceda de igual manera. A continua­ción, el entrevistador le facilitará más infor­mación sobre el puesto y le hará preguntas sobre su CV. Algunas pueden hacer referen­cia a su vida personal.

Después le preguntarán sobre sus cuali­dades, habilidades y competencias, y al final puede usted preguntar sobre cuestio­nes que no se hayan tratado o que desee aclarar.

El entrevistador finalizará la entrevista con explicaciones sobre los siguientes pasos del proceso.

Entre posibles preguntas con truco cabe mencionar las siguientes: ¿Tiene idea de lo que implica este puesto? Compare el puesto a otros similares en otras empresas. ¿Por qué le deberíamos seleccionar a usted y no a otra persona? ¿Puede explicarnos este vacío en su CV?

Polonia - trabajo

Generalmente, la entrevista suele durar entre 45 minutos y una hora. Si se realizan pruebas, pueden durar entre 2 y 3 horas. En general, las entrevistas tienen una estruc­tura específica:

Introducción: la primera parte de la entre­vista tiene carácter informativo. El entre­vistador informa al aspirante acerca de las condiciones de la reunión, del empleo, de las tareas que este incluye, etc., e intenta crear un ambiente agradable.

Examen de la experiencia laboral: en esta fase, el entrevistador plantea preguntas objetivas para recabar información, por ejemplo, datos personales, experiencia laboral, educación, profesión, etc.

Interpretación de hechos: esta fase con­siste en interpretar los datos recopilados durante la segunda fase. El entrevista­dor pregunta al candidato en qué medida cree que su educación y su experien­cia laboral se relacionan con el puesto en cuestión. Esto ayuda a determinar la motivación del aspirante, sus actitudes y el valor que concede al puesto de trabajo.

Opiniones personales, ideas, puntos de vista: durante esta fase el candidato ofrece su opinión personal y expresa su forma de pensar respecto a las decisiones laborales que ha tomado (el empresario o la persona que realiza la entrevista hace preguntas sobre los motivos subyacentes a las decisiones personales).

Resumen: en esta fase, el candidato puede realizar preguntas sobre asuntos que no se hayan abordado. El entrevis­tador debe facilitar información sobre los siguientes pasos que se van a seguir en el proceso de contratación.

Esté preparado para responder a preguntas

con truco, como por ejemplo:

¿Qué estará haciendo dentro de 5 años?

¿Cómo solucionaría una situación de con­flicto en el trabajo?

¿Qué suele hacer en su tiempo libre?

¿Cuáles son sus expectativas salariales?

Portugal - trabajo

No hay una estructura típica, aunque cabe esperar que le hagan preguntas en relación con lo siguiente:

• antecedentes personales (lugar de naci­miento, lugar en el que estudió, familia, etc.);

CV: antecedentes educativos/profe­sionales, experiencia laboral y otras actividades/aficiones;

motivación con respecto a la empresa y el puesto,

habilidades personales y sociales (pre­guntas abiertas sobre el candidato, sus actitudes, sus cualidades y sus puntos débiles).

En una segunda fase, el entrevistador le dará más información sobre la empresa y las funciones del puesto. En este paso, el candidato puede preguntar sobre el nivel de autonomía y las responsabilidades del puesto, la necesidad de realizar viajes, el horario de trabajo, las expectativas sala­riales, etc.

Al final, el entrevistador dirá cuándo le faci­litarán información sobre la decisión adop­tada. En este punto, debe expresar usted su agradecimiento por haberle recibido.

Las entrevistas de contratación a través de videoconferencia y Skype no son muy comunes, pero se utilizan cada vez más en las fases de selección iniciales con candida­tos de otros países.

Reino Unido - trabajo

El ambiente suele ser formal pero cordial. El candidato debe estar atento, receptivo, y ser positivo respecto de su solicitud. Debe intentar relajarse y responder a las pregun­tas con confianza y de la manera más com­pleta posible.

La empresa buscará ejemplos que demues­tren las competencias del solicitante para realizar el trabajo. La puntualidad, buena presentación y motivación son también fac­tores importantes.

Normalmente se realiza una sola ronda de entrevistas, a menudo con una prueba para medir las habilidades técnicas del solicitante y su capacidad para solucionar problemas. La entrevista suele durar un máximo de 30-40 minutos, y las pruebas, 20-30 minutos. La presentación del soli­citante, su manera de estar y su atención no se puntúan, pero crearán una impresión en los miembros del panel y, por tanto, son importantes.

Dado que lo importante es la competencia y el cumplimiento del perfil del puesto, la conversación apenas trata temas no pro­fesionales, o ninguno. La motivación debe quedar clara ya en el formulario de solicitud o en las respuestas a las preguntas de los entrevistadores. No tiene que dar detalles de sus intereses ajenos al trabajo, a menos que los use como ejemplos de su habilidad para hacer una tarea en respuesta a una de las preguntas.

Entre las preguntas más comunes se inclu­yen pedir al candidato que dé ejemplos de su actuación en una situación concreta. Se le puede pedir que cite ejemplos de algún caso en el que las cosas fueran mal y el candidato actuara para solucionar el pro­blema, o que describa sus puntos débiles. En este caso, demuestre que es consciente de cómo tiene que hacer frente a sus pun­tos débiles.

Hacia el final de la entrevista suele pregun­tarse al aspirante si desea hacer alguna pregunta. Prepare una o dos preguntas por anticipado, por ejemplo, relativas a las oportunidades de ascenso en la empresa o a los tipos de formación que ofrece a los empleados.

Rumanía - trabajo

Una vez que el responsable de la contra­tación decide mantener una reunión en persona con el candidato se convoca la entrevista y esta puede durar entre 30 minutos y 2 horas. Todos aspectos de la comunicación verbal y no verbal son impor­tantes. El entrevistador observará las habilidades de comunicación positivas y negativas del aspirante, y las analizará para poder evaluar al candidato.

La mayoría de las empresas realizan entre­vistas semiestructuradas. La estructura de la primera reunión puede ser como figura a continuación:

conversación sobre asuntos triviales para que el candidato se relaje;

presentación por parte del entrevistador y del candidato;

preguntas sobre su experiencia, habili­dades y conocimientos, verificación de la información incluida en el CV;

el entrevistador informa al candi­dato sobre cuáles son los requisitos y principales tareas del puesto y sobre la empresa en general: sectores en los que opera, logros, etc.;

el entrevistador comprueba que el aspi­rante ha entendido todas las cuestiones abordadas;

el candidato hace preguntas, por ejem­plo: ¿cuál es el horario de trabajo?, ¿qué salario ofrecen?, ¿hay un descanso para comer?

Se recomienda preparar las preguntas antes de la reunión, pero sea flexible e intente pensar en otras que puedan plan­tearle durante la entrevista.

El ambiente de las entrevistas debe ser abierto, relajado y comunicativo. Asegúrese de que adopta una actitud profesional y de que explica su motivación por el puesto.
Suecia - trabajo

Normalmente se le pide al candidato que inicie la entrevista haciendo una (breve) presentación de sí mismo: por qué ha soli­citado el empleo y qué es lo que sabe de la empresa. Esté tranquilo pero atento.

Las preguntas más habituales que se plan­tean durante la entrevista son: ¿Le es fácil aprender cosas nuevas? ¿Cómo reacciona ante las críticas? ¿Es capaz de solucionar problemas? ¿Cómo aborda los problemas cuando surgen? ¿De qué está usted orgu­lloso? ¿Puede decirnos algo realmente bueno que haya hecho? ¿Qué espera estar haciendo dentro de 5 años? ¿Cómo cree que debe ser un buen compañero? Describa alguna situación en la que cometió un error y lo que aprendió de ella. ¿Cómo le descri­birían sus amigos? ¿Cómo le describiría su inmediato superior? ¿Cómo se desenvuelve usted en un grupo? ¿Cuáles son sus puntos débiles y fuertes? ¿Cómo hace frente a las situaciones estresantes? ¿Por qué debería­mos darle el empleo a usted?

Durante la primera entrevista puede pre­guntar cómo es un día de trabajo normal, cuándo le informarán de si ha sido selec­cionado para el puesto, cuándo comienza el contrato, si hay algún programa de intro­ducción, etc. No haga referencia a la remu­neración al comienzo del procedimiento de solicitud. Espere hasta que la empresa plantee la cuestión.

Suiza - trabajo

Una entrevista tiene una estructura muy específica: el entrevistador se presenta a sí mismo, define los tiempos de la entre­vista y sus objetivos, y ofrece una breve presentación de la empresa y de la oferta de empleo. A continuación, el entrevistador pide a los candidatos que se presenten y expliquen sus motivaciones para el empleo. Tras esto, se hacen preguntas para reca­bar información más detallada sobre diver­sos temas. Al final de la entrevista, se pide a los solicitantes que digan cuáles son sus expectativas salariales y, si aún siguen inte­resados en el empleo, se puede programar una nueva reunión.

Suelen realizarse dos entrevistas como mínimo. Cada una de ellas dura unos 90 minutos de media (menos de una hora para los puestos de menor cualificación).

Si el entrevistador es un profesional de Recursos Humanos, cerca de la mitad de las preguntas se centrarán en las compe­tencias sociales y personales del candidato. Use esta oportunidad para demostrar su motivación en el empleo e intente desta­car todas sus habilidades y puntos fuertes.

El candidato ha de demostrar un interés real por el empleo, ser sincero y honesto, y escuchar con atención. En la primera entrevista conviene preguntar si se pueden tomar notas. Los aspirantes deben espe­rar siempre a que les indiquen que pueden hacer sus propias preguntas.
Canal RSS para el listado

© Unión Europea, 2014
Privacy Policy